Bailes eróticos para sentirte más sexy

Bailar provocativamente una danza del vientre o realizar un striptease al ritmo de una música cálida son algunos de los bailes eróticos que te ayudarán a explotar tu sensualidad y sentirte arrebatadoramente sexy.

El baile es una de las armas de seducción más poderosas, una puesta en escena casi teatral que logra conectar con la pareja y crear un universo de intimidad cargado de sensualidad. Un baile erótico no sólo es una forma de seducir con tus movimientos a tu pareja, sino que es una herramienta para recuperar o potenciar tu autoestima sexual. A través del baile, nos sentimos poderosas, tomamos la iniciativa, y aprendemos un lenguaje erótico que mejora nuestra vida sexual.

Aceptar tu cuerpo

Una de las mayores ventajas a la hora de adentrarse en los bailes eróticos es que aprendemos a aceptar nuestro cuerpo, sabemos ver cómo sentirnos bien con él, expresándonos a través de los contoneos y movimientos, utilizándolo n o sólo como una forma de despertar el deseo en la pareja, sino como una vía para superar complejos y aceptarnos tal y como somos. Con los bailes eróticos, somos dueñas de nuestro cuerpo, manejamos la situación y tenemos el control, lo que genera una seductora forma de poder sexual, que actúa a la vez como la semilla de la sensualidad.

Decidimos cómo será el baile, lo que durará, cuánto durará la fantasía y cómo estimularemos el deseo en nuestra pareja. Es esa búsqueda de respuestas sexuales a través del deseo en los ojos del otro el que alimentará cada vez más y mejor nuestros bailes eróticos. Eso sí, como cualquier forma de seducción, parte de su encanto está en saber dosificarlas, y lo mejor es reservar los bailes eróticos para ocasiones que queramos convertir en realmente especiales, o para cuando necesitemos sentirnos sensuales y deseadas.

A través de la danza del vientre o del striptease erótico puedes trabajar la relación que tienes con tu cuerpo y lograr mayor seguridad en la cama. Estos bailes trabajan la flexibilidad, esencial para jugar con nuevas posturas, y la capacidad de moverte de forma más sensual, excitando a tu pareja y sintiéndote más sexy tú misma. Una forma de cargar las pilas a tu vida sexual en la que sólo puedes salir ganando.

Publicado el 27/12/2012

Todas nuestras webs

Publicidad