Crea tu espacio chill out

Es uno de los ambientes más anhelados y deseados. El chill out, una zona al aire libre en la que relajarse, recibir a los amigos o tomar algo, informal y cómodo. Te damos seis buenas ideas para que crees en tu casa tu propio chill out.

Con muebles de exterior

Los muebles modulares de exterior también son una buena opción para crear chill out en la terraza o el jardín. En madera o fibra trenzada sintética, puedes construir un espacio a tu medida, formando ángulos de gran capacidad en los que recibir a tus amigos. Si el chill out necesita siempre de almohadones y cojines, aún más en este tipo de diseños en los que el respaldo debe suavizarse con telas mullidas para que sea más cómodo a la hora de sentarse o tumbarse Puedes jugar, como en la imagen, con diferentes tamaños y colores de cojines, para crear un ambiente dinámico, o bien lograr un espacio de absoluto relax con la confección de colchonetas a medida, forrándolas después en un solo tono.

 

Una cama balinesa

Con diferencia, el sueño más deseado. Una generosa cama de exterior, cerrada con cortinas, en el más puro estilo de los resorts orientales de lujo. El techo de madera permite protegerse del sol incluso en las horas punta, y las cortinas cierran el paso de la luz y ofrecen privacidad. Al estar realizadas en madera, estas camas de exterior requieren la aplicación de barnices especiales cada temporada, tras una minuciosa limpieza de la madera. Una idea perfecta para un chill out íntimo y romántico, efecto potenciado por la elección de telas blancas y crudas. Si quieres un aire más oriental y rico en colores, elige tejidos en tonos muy cálidos, como el naranja, el rojo, el granate e incluso el fucsia, a juego con grandes almohadones.

Banco corrido

Una idea fácil y sencilla para crear una zona de chill out, si se cuenta con un espacio de al menos diez metros cuadrados, es la que ves en esta imagen. Un banco corrido, que puede ser de obra o de madera, sobre el que descansan amplias colchonetas de gruesa espuma, forradas con tela. En esta ocasión, una sencilla tela blanca de algodón, fresca y luminosa, viste este espacio, cerrado por cañas de bambú que ofrecen la intimidad necesaria. Imprescindible, la mesa central en torno a la cual giran conversaciones y cenas informales, en madera y zinc, con un espacio cóncavo central que permite llenarlo de hielo para mantener las bebidas frías en todo momento, o llenarlo de agua y colocar velas flotantes como si de un estanque de nenúfares se tratara.

 

El sueño americano

¡Qué envidia dan los porches de las casas americanas, realizadas íntegramente con maderas claras y totalmente abiertos al exterior! Se trata de espacios pensados para disfrutar del aire libre todo el año, y admiten tan bien una zona de estar, como la que ves en la imagen con sofás y butacas, como una zona de relax, con tumbonas y hamacas. Puedes recrear este estilo americano en tu propio chill out con bancos bajos de madera con colchonetas y almohadones, en azul intenso, y combinarlas con mesas bajas auxiliares en blanco.

 

 

Combinar colores

Dado que se trata de un espacio que debe invitar a la calma y la relajación, es importante seguir el patrón de la gama a la hora de elegir los tonos de los espacios. Para no equivocarte, la gama de blancos y crudos, que puedes aderezar con mostazas, ocres y tostados para mantener el mismo efecto de pureza cromática. Para efectos más atrevidos, rompe con tonos intensos en algunos almohadones, como el rojo, el naranja o incluso el verde menta. Y para ambientes que evoquen la rica paleta de colores orientales, atrévete con dorados y metalizados junto a naranjas, granates y verdes.

 

Publicado el 05/08/2011

Comentarios Antiguos

  1. Ines Valentina Palaoro (08-08-2011 15:08):
    Esta es una de las secciones que mas me aporta buenas ideas para el confort de mi casa.Gracias.

Todas nuestras webs

Publicidad